Inicio > Editorial, Jairo A. Cárdenas A., panorama, Todos > Un Juan-ete en los zapatos de Colombia

Un Juan-ete en los zapatos de Colombia

Jairo Cárdenas

SIN TINTA

En estos días se despertó el sentimiento patriótico de los colombianos tras el fallo -bien fallo– de la corte internacional de La Haya. Los respetables magistrados de la Corte decidieron ceder a Nicaragua más de 160.000 kilómetros cuadrados de territorio marítimo colombiano. Un área donde cabe Antioquia, Vichada y la barriga del recientemente ganador del Grammy Latino Juan Piña. Usted ya se puede hacer a la idea de cuánto perdió Colombia.

Esta decisión desató la indignación del pueblo colombiano, ¡No lo acatamos! Gritaron unos. ¡Hay que reconocer la sentencia! Dijeron otros. ¡Yo sí me dejo quitar los callos! Gritó eufórica Natalia París mientras se quitaba los tacones. ¡Que venga Ortega y me quite el mar si es tan varón! Twiteó el ex presidente Uribe.

Pero mientras que en Colombia nos dábamos golpes de pecho y enviábamos saludos a la señora madre de nuestro excelentísimo señor presidente Juan Manuel Santos, en Nicaragua se prendió la fiesta, el presidente Ortega que acompañaba las uñas que se comía con tragos dobles de tequila, una vez conoció el fallo de la corte declaró día cívico. Dos horas después se le podía ver en el balcón del palacio presidencial con la pantalla de una lámpara en la cabeza, amenazando con lanzarse a la piscina si no le llevaban otra botella. Una fiesta al gusto del presidente y uno que otro vicepresidente que conozco, alcohol, sexo y “aspiraciones”. Aspiraciones políticas, aclaro.

Caricatura El Colombiano

Todo era felicidad en Managua, todo hasta que apareció El Grinch de Santos en televisión, no lo digo por la cara sino por dañar la festividad, en un discurso fluido, propio de las capacidades retóricas de nuestro presidente, dejó entreabierta la posibilidad de desacatar el fallo de la Corte Internacional de Justicia. Daniel no lo soportó, cegado por la ira ordenó enviar toda la flota de la Armada nicaragüense al meridiano 82, tomaría a la fuerza lo que por derecho ahora era suyo. No es por asustarlo querido lector, pero en este mismo momento en el cual usted está degustando este texto rico intelectual y gramáticamente, se acercan al meridiano, a paso lento pero seguro, una flota de cuatro chalupas, dos canoas y un velero que buscan quedarse con el control de las aguas colombianas, ¡Qué miedo!

Ahora, no entiendo por qué la sorpresa del gobierno Nicaragüense. Si países como Estados Unidos y Francia desacatan las sentencias de La Haya ¿Por qué Colombia no puede hacerlo? No somos potencia, es más, hasta de impotencia sufrimos, pero las leyes son para todos, o sino que lo diga el senador Merlano y sus 50.000 votos.

En mi humilde opinión, Colombia debería desobedecer el fallo, pero no ser indiferente con los intereses nicaragüenses. No les daremos los cayos de Quita Sueño y Roncador, pero les podemos enviar los índices de popularidad del presidente Santos, eso le quita el sueño a cualquiera. Y en vez de Roncador, bueno, tengo a más de un alcalde y juez colombiano que cumplen con esta condición.

¿Quiénes son los más felices con el desacato? Los pescadores sanandresanos a los que ya les está saliendo callo en las manos por estar encerrados en casa. ¿Quiénes son los más perjudicados? Los contrabandistas caribeños que navegarían libres por aguas pinoleras, sin la presión que ejerce sobre ellos la política de seguridad del gobierno colombiano.

Lo único cierto es que hoy, San Andrés, Providencia, Santa Catalina, los cayos y el espacio marítimo hasta el meridiano 82, son de Colombia. Mañana, todo puede cambiar y retazo a retazo nos vamos quedando sin la franja azul de la bandera colombiana.

Anuncios
  1. Lia Miranda
    noviembre 29, 2012 en 5:47 pm

    maravilloso texto, convincente, actual y lleno de mucha veracidad.

  2. Katheryn Martín Cs
    diciembre 1, 2012 en 3:46 pm

    Buen texto… Buen chiste el de Juan Piña, y el de los roncadores 😉
    ¡Arriba el desacato!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: